.

.

lunes, 26 de abril de 2010

Piercing dental sin trauma ni desgastes

Cualquier parte del cuerpo es susceptible de ser adornada de muy diversas maneras. Lo último en llegar, la nueva tendencia, es el piercing dental, una nueva manera de personalizar la sonrisa, adornar y embellecer el rostro, destinada a aquella gente ávida de nuevas tendencias y con la firme voluntad de exhibir la más seductora y única de las sonrisas.
El piercing dental ha sido diseñado para satisfacer la demanda cosmética de pacientes atrevidos y divertidos que buscan una nueva manera de personalizar su sonrisa. Consiste en un pequeño cristal de vidrio que el profesional odontológo coloca en la superficie dental labial de los dientes naturales anterosuperiores e inferiores, estando disponible en varios colores y tamaños. La mejor ubicación de un piercing dental en la boca es en los caninos e incisivos superiores porque la relación con los labios es menos agresiva y está más preparada. Un piercing dental se puede colocar en cualquier diente, sea éste natural o implante, de resina o de porcelana, exceptuando de metal.

Ventajas del piercing dental:
Se coloca mediante una técnica adhesiva, sin necesidad de hacer tallados o perforaciones y, por lo tanto, sin daño alguno para el esmalte del diente.


Es tan sencillo de colocar como de retirar.

Se coloca en una única sesión de unos pocos minutos de duración sin necesidad de anestesia y sin molestia alguna.

En condiciones normales, dependiendo de los hábitos alimenticios e higiénicos, su duración puede alcanzar el año, aunque es recomendable que no exceda de los tres meses, pudiendo ser quitado y adherido en otro diente si el paciente así lo desea.

No supone ningún riesgo, molestia o inconveniente para la salud.

Tiene la posibilidad de ser reversible, pues se sitúa sólo en superficie y no penetra al interior de la dentina.

Se elabora con materiales atóxicos y se coloca con materiales odontológicos convencionales.

Se adapta perfectamente a la forma del diente desprendiendo un sorprendente brillo.

Técnica de colocación del piercing dental:
En apenas algunos minutos se coloca sin anestesia y sin ninguna molestia para usted el piercing dental por medio de la técnica de grabado ácido y un adhesivo especial. La duración estimada sin que se despegue a partir de ese momento es de tres meses en los que podrá disfrutar de su nuevo piercing dental con todas las ventajas que su sencilla colocación y atractivo uso conlleva.
.

Para consultas y turnos:
Llene el formulario de consulta a su derecha (SE LE RESPONDERÁ EL MISMO DÍA) o llame a los teléfonos: 4245-0770 (Número local) , o 15-6400-8126 (Texto) o al email: odontologialomas@gmail.com
.
VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL